Licencias Médicas y Pensión de Invalidez: ¿son conocidos?

"Hay que apelar la licencia rechazada"

La Licencia Médica es el derecho del trabajador para ausentarse de sus labores, ya sea en jornada completa o media jornada, recibiendo un subsidio para ello.

Marcelo Ricci, jefe de la oficina regional de la Superintendencia de Salud, explica que las aseguradoras de salud en Chile son el Fonasa y las Isapres, estas últimas dan las licencias y las pagan.

La misma normativa que las rige establece que si algunos de los seguros pesquisa o determina que la enfermedad que sufre algún afiliado es irrecuperable, puede solicitar la pensión de invalidez. Así se han dado casos en que la Isapre se contacta con la AFP de la persona y dan inicio al trámite de pensión.

Comisión

La persona debe acudir a la Comisión Médica para acreditar su enfermedad.

Lo que se ha registrado en el último tiempo, según explica Ricci, es que en el transcurso en el que se estudia o apela la pensión de invalidez, la persona tiene que seguir emitiendo licencias médicas, lo que no siempre se cumple o logra y que pone en jaque económico a los usuarios y sus familias. "En la práctica nos hemos dado cuenta que en Iquique todas esas licencias (pre pensión de invalidez) están siendo rechazadas".

Ricci señala que si las licencias son rechazadas se tiene la posibilidad de apelar al Compin e incluso llegar hasta la Superintendencia de Seguridad Social.

"Siempre aconsejamos que si le rechazan la licencia médica tienen que apelar, si es de Isapre deben hacerlo en el Compin y si es de Fonasa deben hacerlo en la Superintendencia de Seguridad Social en Santiago para tener el pago de subsidio". Dijo que la persona además debe dirigirse a la isapre porque podría generarse una deuda de cotizaciones.

Hay que conversar sobre los derechos:

Marcelo Ricci explica que la Superintendencia de Salud no tiene relación alguna con la pensión de invalidez o con las licencias rechazadas, ya sea por la Isapre o por el Compin.

Explica que este tema lo ve la Superintendencia de Seguridad Social, que incluso gran parte de la comunidad tiene claro esa situación y concurre a su oficina para que actúen como intermediarios y deriven su carta a la entidad social que tiene sede en Santiago.

"Es bueno que se converse sobre los derechos, porque si la persona inicia los trámites de jubilación, va a estar con licencia médica hasta que no hay una resolución o decreto que lo formalice, y si se las rechazan debe apelarlas, asummiendo todo el trámite burocrático que es antiguo".

Y es que hay casos en las personas al no reclamar las licencias médicas, puede afectar la base de cálculo de la licencia subsiguiente. "Por eso debe estar presente en el proceso".

Cuenta que el tema de las licencias médicas rechazadas cada cierto tiempo cada cierto tiempo en la agenda pública, principalmente cuando se registra un aumento de entrega de subsidios en determinado año o existen denuncias de médicos. Reconoce que hay casos en los que hay abuso de licencia y que puede afectar al resto de la población.