Contenido principal

Noticias Superintendencia

Nueva ley corrigió principales focos de conflicto

Isapres recuperan afiliados por efecto de la reforma

Por primera vez se incrementa el número de mujeres en edad fértil y los adultos mayores.

21 de noviembre de 2007


Una mayor protección a los afiliados y una drástica disminución de los planes con cobertura reducida, cuyo número ha bajado en un 95% en los últimos 4 años, son parte de los cambios que la reforma de la salud ha generado en el sistema isapres, según el balance dado a conocer hoy por el Superintendente de Salud, Dr. Manuel Inostroza. En la oportunidad le acompañaron el intendente de Fondos y Seguros de la entidad, Raúl Ferrada, y el jefe del departamento de estudios y desarrollo Alberto Muñoz.

Otros cambios importantes informados por la autoridad son el establecimiento de estándares financieros mínimos en las isapres -para proteger a los afiliados ante cualquier problema de insolvencia de las aseguradoras- y la fijación de una banda de precios para el proceso de adecuación anual de los contratos, evitando alzas desmedidas de precios, en especial a la población de riesgo: mujeres fértiles y los adultos mayores. Los copagos hospitalarios son también más bajos que antes y los beneficiarios de isapres disponen hoy de una mejor cobertura al establecerse como piso la modalidad libre elección del Fonasa.

La suma de regulación y cambios de la nueva ley ha permitido además corregir los principales focos de conflicto entre los usuarios y las aseguradoras, lo que se ha expresado también en una menor tasa de reclamos.

Y para la industria, indicó el Superintendente, esto se ha traducido en una importante recuperación de la cartera de afiliados al revertirse la migración al Fonasa y alcanzar hoy los niveles de hace siete años.

En cuanto a cifras se señaló que desde diciembre del 2004 a la fecha las isapres han recuperado 120.627 cotizantes (9,8%). Y, sólo en los últimos 11 meses han sumado 66.554 nuevos afiliados, lo que equivale a un 55,2% de esos 120 mil. Junto con detenerse la migración en el sistema -dijo el Dr. Inostroza- se ha incrementado el número de mujeres en edad fértil y adultos mayores, aumentando en un 7,3 y 26,1 por ciento respectivamente, en los últimos cinco años.

El estudio de la entidad fiscalizadora muestra, además, que a partir de la reforma se produce un marcado quiebre en la tendencia ascendente que tenían las utilidades de las isapres, bajando dichos ingresos en cerca de un 50 por ciento entre los años 2005 y 2007.

Respecto al Auge, se señaló que la reforma permitió su introducción en el sistema privado de salud como parte de las garantías de derechos de los beneficiarios de Isapres. El costo anual que pagan hoy los afiliados por este concepto es de 1.2 UF promedio para las 56 patologías vigentes en el Auge. Esta cifra que equivale a menos del 60 por ciento que lo que la ley les autoriza a cobrar a las isapres (3.06 UF).