Contenido principal

Noticias Superintendencia

Diario de Aysén

Excedentes o excesos en las imposiciones en Isapres pueden ser cobradas

En la mañana de ayer se realizó una conferencia de prensa, en la que se dio a conocer la realidad de las Isapres, para que los imponentes realicen las consultas correspondientes.

02 de junio de 2007

En la oportunidad, un fuerte llamado a la población a informarse sobre estos excedentes y excesos productos de cotizaciones en las Isapres, realizaron la Seremi de Salud Marcia Osses, y el representantes de la Superintendencia de Salud, Samuel Navarro, ya que hasta la fecha existen montos de 13 mil millones de pesos correspondientes a excedentes y más de 7 mil millones pesos por excesos, a nivel nacional disponibles para que sean utilizados por los afiliados.

Samuel Navarro, representante de la Superintendencia de Salud, informó que en la región un 10% de la población cotiza en las Isapres, es por ello que puede haber un importante grupo de personas que puede tener excesos o excedentes, donde están incluidos generalmente los afiliados que tienen bonos extras en el año o rentas variables, los que deben cerciorarse respecto de la habilitación de una cuenta de excedentes y verificar en su isapre si tienen excesos o cheques pendientes

Navarro, también recomendó actualizar los domicilios en la aseguradora de salud, ya que las Isapres deben informar vía carta de cada situación de excedentes o excesos de acuerdo a lo estipulado en la normativa vigente, lo que generalmente ocurre en los meses de abril - mayo.

Explicó que los excesos se generan cuando las Isapres recibe cotizaciones superiores al 7% legal y al precio del plan, ya sea por aumentos de sueldo, bonos o aportes previsionales extras que tiene un afiliado con más de una remuneración. En tanto los excedentes son la diferencia que se genera a favor del afiliado cuando la cotización legal obligatoria del 7% supera el precio del plan de salud contratado.

A diferencia de los excesos, los excedentes no pueden ser retirados por los cotizantes, sino que deben ser usados para cubrir cotizaciones en caso de cesantía, copago de una atención médica, financiar prestaciones de salud no cubiertas por el contrato, cubrir cotizaciones adicionales voluntarias o financiar un plan de salud durante el período en que el afiliado tramita su jubilación.