Envejecimiento y gasto acelerado

En la Región la población mayor de 60 años llegará a los 329 mil habitantes.

Chile está envejeciendo a pasos agigantados. Proceso natural que se asimila a las realidades que en países desarrollados como Francia, Inglaterra y España se viene manifestando hace más de cincuenta años, y que más allá de los aspectos demográficos se traduce en un alza considerable respecto de la inversión en materia de gasto en salud.

Así lo establece el estudio "Gasto en Salud del Adulto Mayor en Chile: Proyección 2002-2020" que realizó el Departamento de Estudios y Desarrollo de la Superintendencia de Salud (SIS) y que, de acuerdo a los datos que maneja el Instituto Nacional de Estadísticas, INE, estima que para dentro de 13 años un 17,3 por ciento de los chilenos será mayor de 60 años, con un gasto que bordeará los 2 billones de pesos para el 2020.

De manera específica, esto quiere decir que el gasto en salud se podría cuadruplicar y pasar de los 497. 620 mil millones de pesos invertidos durante el 2002 a 1.998.698 (MM), con un per cápita que llegará a los 623.088 mil pesos. Esto, tomando como referencia que para el 2020 el actual universo de 1.717.478 adultos mayores a nivel nacional, sobrepasará fácilmente los tres millones de habitantes.

Asimismo, el estudio de la Superintendencia de Salud estima que si bien el 50 por ciento del gasto actual en salud de los adultos mayores corresponde a concepto de hospitalización, dentro de 13 años la inversión por este ítem será 2.5 veces mayor.

SITUACIÓN REGIONAL

A nivel regional, la situación no dista demasiado. De hecho, el fenómeno del envejecimiento poblacional se presenta de manera aún más notoria en la Región, donde el porcentaje de adultos mayores de 60 años está por sobre la media nacional, con un 13,4 por ciento del total de la población, dos puntos porcentuales sobre la media nacional y superando a todas las regiones.

La situación aparece como consecuencia del movimiento migratorio de personas de edad, especialmente desde la Región Metropolitana, a las comunas de las provincias de San Antonio y Valparaíso en busca de una mejor calidad de vida.

Tomando en cuenta esa tendencia, la proyección dicta que los 193.312 adultos mayores que arrojó el Censo de Población efectuado por el INE en el año 2002, alcanzarán los 379.518 habitantes para el 2020. Consecuencia lógica de esa estimación es el aumento en el gasto de salud del adulto mayor, que a nivel regional queda fijado en 236 mil 473 millones 176 mil 993 pesos.

DESAFÍOS

El aumento sostenido de la población de adultos mayores, como resultado de la disminución de la mortalidad infantil y el potenciamiento de los programas de prevención en salud y al tratamiento de enfermedades degenerativas, pero sobre todo al incremento de la expectativa de vida que ha aumentado a 79,5 años en la mujer y alrededor de 73 años en los hombres al nacer, plantea un nuevo escenario que viene de la mano con varios desafíos.

Esto se debe a que cada día las personas consiguen llegar a una avanzada edad en mejores condiciones mentales y físicas. Prueba de ello es que más del 40 por ciento de los varones sobre los 65 años de edad continúa trabajando, ya sea como empleado o independiente y no disminuye sus ingresos.

Por otro lado, no es menor el dato si se tiene presente que muchos de los que jubilan siguen realizando algún trabajo de medio tiempo u ocasional, al contrario de lo que sucede con más del 90 por ciento de las mujeres, quienes prefieren dedicarse a su hogar.