Contenido principal

Noticias Superintendencia

Superintendencia lanzó segunda fase de campaña informativa

Usuarios Fonasa deben usar beneficio del reclamo en segunda instancia

En isapres, las denuncias bajaron hasta en un 66%...

23 de octubre de 2006

El Superintendente de Salud, Dr. Manuel Inostroza, recordó a los chilenos que independientemente si son de Fonasa e isapres tienen hoy una segunda instancia donde reclamar sea por un problema Auge o ante cualquier otro tipo de problemas con su seguro de salud. Indicó que la reforma de salud estableció equidad. Es decir, ya no sólo las personas más ricas de isapres tienen una instancia para reclamar como lo hacían ante la antigua Superintendencia de isapres, ahora lo pueden hacer todos los chilenos. Este es un beneficio para todos, dijo, y es importante que las personas sepan que existe y que pueden usarlo.

Las declaraciones las hizo en el marco del lanzamiento de la segunda fase de la campaña informativa sobre las causales más reclamadas por usuarios de isapres, a la vez que realizó un balance de la primera fase de ésta, destinada a usuarios de Fonasa, realizada en los meses de julio y agosto pasado.En la oportunidad, estuvo acompañado del Intendente de Fondos y Seguros, Raúl Ferrada y de cuatro usuarios, dos de Fonasa y dos de isapres.

Señaló que gracias a esta iniciativa el flujo de reclamos de usuarios de Fonasa aumentó en un 50%. Sin embargo, señaló que ello es aún insuficiente."Nosotros esperamos que los reclamos aumenten en Fonasa, ya que actualmente no son más de 210 las personas que acuden mensualmente a la Superintendencia. Creemos que esto debe incrementarse, por eso hoy hemos querido contar con el testimonio de algunas personas, a fin que la gente se vea interpretada con el relato de sus propias experiencias."

Durante este año, señaló Inostroza, se ha intensificado la acción fiscalizadora del organismo y se han generado muchas más sanciones de las cuales, las personas pueden informarse mes a mes, a través de nuestra página web.

Lo importante, puntualizó, es que tanto el Fonasa como las isapres cumplan con la normativa y se puedan prevenir conflictos. Sin embargo, si los reclamos se producen, la idea es que éstos se gestionen de la manera más eficiente posible.

En relación a los reclamos de usuarios de isapres, se registró una baja general de éstos disminuyendo su tasa en un 66%, dos tercios menos de denuncias de las que había hace dos años.

El Superintendente dijo que esta misma situación se observa en las propias isapres, donde los reclamos han disminuido en un 44% lo que significa que el sistema está funcionando un poco mejor con las reformas legales, añadió.

Dada esta situación, la resolución de los reclamos administrativos es hoy mucho más ágil llegandose a una una reducción significativa de su tramitación la que llega a poco más de un mes y medio. Este fenómeno también se aprecia en los juicios arbitrales, que de los 256 días en promedio que demoraban, hoy se resuelven en 100 días menos.

En isapres, las causales que generan más conflictos son los rechazos por cobertura por preexistencias, por el proceso de adecuación de contrato y cobranza por deuda de cotizaciones.

Al término de la conferencia, cada uno de los usuarios expuso su caso.

Así lo hizo Luisa Serrano afiliada de Fonasa, quien reclamó ante la Superintendencia por una negativa de aplicación de la ley de urgencia en prestaciones médicas que recibió su padre en el Hospital del Trabajador por diagnóstico de Trombosis Mesentérica.

Sergio Silva en representación de la usuaria Verónica Bustos Jaramillo, reclamó por una devolución de monto cobrado en exceso por atenciones brindadas a su padre en el Hospital San Borja a fines del año 2004.

En isapres, Elizabeth Gómez, afiliada de Banmedica apeló a la Superintendencia luego que su aseguradora dictaminara término de contrato por omisión de una preexistencia, en circunstancias que fue mal orientada por su agente de ventas,

Similar es el caso de Ivonne Rodríguez, de Ferrosalud quien al recibir inadecuada información por parte de un ejecutivo de la aseguradora, sufrió la negativa de cobertura por preexistencia de su hijo con diagnóstico de mucositis timpánica .

Estos casos descritos que apelaron a la Superintendencia como segunda instancia, fueron resueltos a favor del afiliado.