Contenido principal

Noticias Superintendencia

Superintendencia entregó balance de reclamos

Usuarios del AUGE dieron cuenta de que vale la pena reclamar

Dos usuarios del Fonasa que habían reclamado ante su seguro de salud por el vencimiento de la garantía AUGE de oportunidad, entregaron su testimonio, en el que relataron como su tramitación se aceleró luego de recurrir a la Superintendencia de Salud para conseguir ser atendidos.

09 de noviembre de 2007

 

Dos usuarios del Fonasa que habían reclamado ante su seguro de salud por el vencimiento de la garantía AUGE de oportunidad, entregaron su testimonio, en el que relataron como su tramitación se aceleró luego de recurrir a la Superintendencia de Salud para conseguir ser atendidos.

Elsa Villablanca y Armando Romero llegaron al organismo fiscalizador luego de conocer los llamados de la campaña informativa "Reclame con Toda Autoridad".

El Superintendente de Salud, Dr. Manuel Inostroza, dio a conocer un balance de los reclamos hasta la fecha, señalando que en general los tramitados tanto en isapres como en la Superintendencia han tenido una baja dada las correcciones hechas por la ley de isapres."Creemos que los problemas se han ido reduciendo y que la gente está teniendo menos problemas, porque además se ha ido informando adecuadamente".

Las cifras revelan que los reclamos de los afiliados del sistema privado han disminuido en un 38% en la Superintendencia y en un 48% en las propias isapres. Aclaró que la diferencia con el Fonasa, es que sus beneficiarios sólo hace dos años tienen esta segunda instancia para reclamar, no tenían donde recurrir porque sólo existía la Superintendencia de Isapres, por eso estamos en curva de ascenso."La gente está paulatinamente acostumbrándose, generando poco a poco una cultura del reclamo."

En el propio Fonasa los reclamos han subido en un 64% y en la Superintendencia en un 110%. Sin embargo, Inostroza dijo que "a pesar que van creciendo, son muy pocos aún los reclamos y las tasas son más bajas en comparación a la población usuaria que son 11 millones de personas."

Sobre el tema AUGE, los reclamos obedecen a que ha habido problemas tanto por desconocimiento como porque ha costado a la gente entender esta dinámica de las garantías (oportunidad, acceso). Los reclamos tramitados en el Fonasa alcanzan 52% y los de afiliados del mismo sistema en la Superintendencia en un 100%. En isapres se observa un estancamiento, ya que la tasa de reclamos tramitados en las isapres y en la Superintendencia disminuyó en un 13% y 2,7%, respectivamente.

Respecto de la garantía de oportunidad, indicó que no se habían registrado reclamos, sin embargo a partir de septiembre y octubre, por efecto de los dos meses de campaña tenemos 41 usuarios de fonasa con dificultades en esta garantía.
Los dos usuarios que prestaron testimonio reclamaron a la Superintendencia porque su garantía de oportunidad estaba vencida y no habían tenido atención.

El Superintendente aclaró que en muchos casos la resolución también favorece al seguro porque las personas no tienen la razón. En este sentido contó que en algunos casos chequeados con Fonasa la garantía aún estaba vigente y los usuarios no habían entendido lo del tiempo máximo de atención.

La sra. Elsa Villablanca contó que debía ser intervenida en mayo de una colecistectomía preventiva del cáncer de vesícula -que el AUGE cubre en pacientes sintomáticos, de 35 a 49 años. Pero al cumplir 50 años comenzó a preocuparse porque pensó que quedaría fuera del AUGE. Comenzó un peregrinar por el hospital que duró dos meses hasta que nuevamente le dieron fecha para julio. Sin embargo pasó el mes y no pasaba nada. En el hospital siempre le dijeron que tenían que atender los casos extremos y que lo único que quedaba era esperar.
"Fue mi hijo el que empezó a moverse para no esperar tanto. A través del Internet supo que teníamos que llegar hasta la Superintendencia. Antes, ya había mandado carta al hospital, y a Fonasa y nunca recibí respuesta. Sin embargo, cuando el presentó su carta a la Super, al segundo día nos llamaron y al tercero, nos llamó un abogado, el día quinto y sexto ya tenía hora para mi operación en cirugía. Todo en una semana gracias a eso. En suma, el Fonasa cumplió en menos de una semana lo que no había cumplido en seis meses de espera. Gracias a eso mi cirugía fue muy efectiva."

Armando Romero presentó el reclamo porque no ha sido atendido por un especialista en neurología, no obstante haber concurrido tres veces al consultorio y dos veces al Hospital de Melipilla. Informa que tiene al parecer un tumor en la zona del hipocampo, que no ha tenido derecho a una segunda oportunidad, para confirmar o descartar este diagnóstico.
Por otra parte, como beneficiario del Prais -Programa de Reparación que favorece a los detenidos políticos- no le daban acceso al AUGE. Al reclamar a la Superintendencia de Salud se falló que si bien su condición de beneficiario PRAIS no constituye una modalidad provisional sí le da derecho a acceder gratuitamente a los servicios a través del Sistema Nacional de Servicios de Salud o que estén adscritos al mismo y por lo tanto, tiene derecho al AUGE.

Romero, dijo que, aún cuando no resolvía su problema de salud estaba muy agradecido del organismo fiscalizador ya que la Superintendencia instruyó al Fonasa que le designe un especialista al afiliado para que confirme o descarte el diagnóstico que le preocupa.